Internacional

El Club de Exploradores de la Conferencia Norte de Inglaterra responde al terrorismo

Por 7 junio, 2017 No hay comentarios
El Club de Exploradores de la Conferencia Norte de Inglaterra conmemora las víctimas del ataque de Manchester.

¿Cómo deberíamos reaccionar tras los dos últimos ataques terroristas en Gran Bretaña, y el anterior de Londres en marzo? Para la el Club de Exploradores de la Conferencia Norte de Inglaterra (NEC) la respuesta fue simple y espontánea. Una semana después del atentado suicida del 23 de mayo, al final de un concierto de Ariana Grande en Manchester, los Exploradores llevaron a cabo una ceremonia de colocación de coronas cerca del lugar del ataque.

El pastor Ikwisa Mwasumbi, director del Club de Exploradores de la NEC, dirigió la ceremonia junto con el equipo de Advanced Drill, de la NEC; el cuerpo de Midlands Drum; miembros de la iglesia de Manchester North y varios pastores locales.

La joven exploradora, Rumbidzai Muchenagumbo, llevaba una corona para colocarla entre los miles de globos, y tributos florales, que la gente había depositado en la Plaza de St Ann de Manchester, lamentándose por la hermana y el novio de su mejor amiga que murieron en el ataque. Se sintió honrada de poner la corona. Más tarde dijo a Manchester Evening News que ahora podía irse a casa y dejar que su mejor amiga se diera cuenta de que “mi iglesia se preocupaba por ti, y por tus seres queridos”.

Varios transeúntes, que estaban llorando, se emocionaron. Mientras que otro caballero dijo: “Todos ustedes han hecho algo bueno aquí”.

Es difícil encontrar “algo bueno” en circunstancias como esta. El Pastor Ian Sweeny, Presidente de la Iglesia Adventista en el Reino Unido e Irlanda, se ha encontrado muchas veces ofreciendo sus condolencias tras la tragedia. En una emocionante entrevista en video, Sweeny expresó su terrible tristeza de que la gente sea capaz de mostrar tan poca consideración por la vida humana.
“Una de las mejores cosas que podemos hacer como personas de fe, es mostrar lo que la fe realmente es, en términos de amor y amabilidad”-compartió-, hay formas prácticas de apoyo, como saber escuchar o dar un abrazo. “Lo que tenemos que hacer, como cristianos, es estar ahí para la gente”.

Los terroristas tienen como objetivo provocar miedo y generar odio. “Eso es totalmente contrario al camino del pueblo de Dios” -dice Raafat Kamal, Presidente de la División Trans-Europea-, reafirmando lo que dijo tras el ataque al aeropuerto de Bruselas en marzo de 2016, cuando afirmó que “tales actos no deben disuadirnos de nuestra misión”. “Claramente debemos ser cautelosos, pero no cederemos al terrorismo, nuestro imperativo es dejar que la gente de Europa sepa que Dios los ama, y seguir trabajando en los distritos de los que somos responsables”.

El doctor Emmanuel Osei, presidente de la Iglesia Adventista en el Sur de Inglaterra, expresó su conmoción y horror por la carnicería presenciada en el London Bridge y Borough Market durante el atentado del sábado 3 de junio, por la noche. “Con el incidente bárbaro y cobarde que tuvo lugar en Manchester todavía impreso en nuestras mentes, es triste ver otro derramamiento de sangre en Londres. Condenamos este cobarde acto de terror contra personas inocentes. Nuestras oraciones y simpatía están con las familias de las víctimas, y con todos los afectados “. “Mientras que la probabilidad es que se sigan perpetrando ataques terroristas en Europa, y en otras partes del mundo occidental, como iglesia expresamos nuestro agradecimiento a la policía, y a los servicios de seguridad, que trabajan duramente para frustrar tales ataques, así como a los servicios de emergencia, y profesionales médicos, que responden tan magníficamente cuando la tragedia golpea. Los mantenemos en nuestras oraciones. Igualmente, como iglesia, continuaremos con nuestra misión, como servicios de adoración, convenciones y todas las actividades normales de nuestra comunidad cristiana, incluyendo actividades de extensión y comunitarias”.

Como personas de fe, los adventistas nos llenamos de paz y esperanza al leer las palabras del salmista: “De David. El Señor es mi luz, mi salvación, ¿de quién tendré miedo? El Señor es mi refugio, ¿a quién temeré? Cuando los malvados me atacan para devorarme, son ellos, enemigos y adversarios, los que tropiezan y caen. Si acampara contra mí un ejército, no tendría miedo; si se declarase contra mí una guerra, me sentiría seguro”. [Salmos 27: 1-3]

Y es que al final, ante el terror y el mal, la respuesta del cristiano solamente puede ser de repulsa hacia los que ejercen la violencia, y de paz, esperanza, solidaridad y consuelo para con quienes sufren, sabiendo que muy pronto el mal será destruido para siempre, el amor y el bien reinarán, y los que ahora lloran reirán al abrazar a sus seres amados. Esa es nuestra esperanza.

Ver noticia original en Adventist Network

Nota final de la editora.

COMENTARIOS

Se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. No se responderán consultas sobre este asunto. Serán aceptados en este espacio solo comentarios relacionados a noticias y artículos y no anuncios comerciales. Por favor, mantenga todos los comentarios respetuosos y corteses con los autores y con otros lectores.