ADRA hace un llamado solidario, a todas las naciones, el día de los refugiados de 2017

Hoy 20 de junio de 2017 se celebra el Día de los refugiados. Es por ello que la Agencia Adventista para el Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), el brazo humanitario de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, ha querido reafirmarse en su apoyo a los refugiados y personas desplazadas en todo el mundo. Así mismo las divisiones intereuropea y transeuropea de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, apoyan plenamente esta declaración y se unen al llamamiento de ADRA para una dar una respuesta, a la crisis de refugiados, que defienda los derechos y la dignidad de cada refugiado que llega al continente europeo.

Durante décadas, ADRA ha defendido los derechos y el bienestar de las personas desplazadas, por los conflictos y persecuciones. Hombres, mujeres y niños de todas las creencias, etnias y nacionalidades que han sobrevivido a las dificultades, el terror y la pérdida.

Desde 2016, más de 1,5 millones de refugiados, desplazados internos y apátridas, en unos 40 países, recibieron refugio, alimentos, agua potable, artículos de higiene, acceso a la educación, apoyo psicosocial y otros servicios, a través de ADRA, como parte de su misión de amar y ayudar a los más vulnerables.

Al conmemorar el Día Mundial de los Refugiados en 2017, más de 65,6 millones de personas se encuentran en situación de desplazamiento forzado, unas 300.000 más que el año anterior, según la agencia de refugiados de Naciones Unidas, ACNUR. Aproximadamente 22,5 millones de estos son refugiados. Para ADRA, estos números significan solamente una cosa: no vacilará en su respuesta para ayudar a los desplazados por el conflicto, la persecución o el desastre.

En este momento de abrumadora necesidad, ADRA desea encomiar a las naciones que se han levantado para responder a la necesidad, expandiendo programas de reasentamiento de refugiados y contribuyendo financieramente a los esfuerzos globales. Así mismo desea animar a todas las naciones a continuar trabajando, juntas, para defender los derechos y la dignidad de los refugiados alrededor del mundo. ADRA hace este llamado en un momento en el que los refugiados, y otros inmigrantes de todo el mundo, están siendo cada vez más atacados por el odio y los despreciables actos de crueldad debidos, injustamente, a su religión, etnia o nacionalidad.

Hoy, ADRA reafirma su compromiso de abrazar y ayudar a los necesitados. No se guiará por la conveniencia política ni por la opinión pública, sino que seguirá fiel a su fe y con

Cada refugiado es un ser humano rebosante de esperanzas, sueños y potencial inexplorado. Cada uno tiene valor por sí mismo, porque cada uno de ellos es hijo de Dios.

En un tiempo de necesidad sin precedentes, es imperativa la unidad, no en odio y miedo, sino en amor y compasión, para trabajar unidos en aras de acabar con el sufrimiento humano en todo el mundo.

ADRA quiere agradecer a los muchos donantes, donantes individuales, iglesias, voluntarios, organizaciones sin fines de lucro y socios gubernamentales, quienes han trabajado con ella, todos los días, para asegurar que los desplazados forzosos de sus hogares puedan una vez más vivir una vida de seguridad y paz.

Para obtener más información sobre cómo puede ayudar a los refugiados de todo el mundo, visite ADRA.org/refugees.

Info e imagen: João Martins. Executive Director ADRA Europa

Esther Azón. HopeMedia.es / ANN España

Datos actualizados por ACNUR. 

COMENTARIOS

Se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. No se responderán consultas sobre este asunto. Serán aceptados en este espacio solo comentarios relacionados a noticias y artículos y no anuncios comerciales. Por favor, mantenga todos los comentarios respetuosos y corteses con los autores y con otros lectores.