Ya en cines: Hasta el último hombre. El valor de un cristiano adventista, objetor de conciencia

By 20 Diciembre, 2016Internacional, Nacional

Hasta el último hombre (Hacksaw Ridge en EEUU), muestra la cruda realidad de la guerra, así como la valentía y la fidelidad a sus principios, al negarse a matar y a portar un arma, del soldado adventista Desmond Doss, el primer objetor de conciencia galardonado con la Medalla de Honor del Congreso, el mayor honor militar de los Estados Unidos.

El pasado 7 de diciembre se estrenó en España la película de Mel Gibson Hasta el último hombre. Una historia basada en la vida de Desmond Doss (Andrew Garfield), un soldado paramédico, Adventista del 7º día, que salvó la vida a 75 soldados estadounidenses durante  la batalla de Okinawa.

La de Okinawa fue una de las batallas más sangrientas de la Segunda Guerra Mundial, hace más de 70 años, tal vez por eso el director de la película, Mel Gibson, (director también de la sangrienta Pasión de Cristo), utiliza imágenes muy realistas de la carnicería que es, en realidad, una guerra.

En la película podemos ver hombres rotos, física, emocional y psicológicamente, comenzando por el propio padre del protagonista, un buen hombre cuyas heridas emocionales, causadas por la guerra, causan traumas a su propia familia.

Aunque Desmond Doss tiene todo en contra durante su instrucción, por no querer portar un arma, y le insultan, vejan e incluso encarcelan por ello, en la guerra se comporta como el mayor de los héroes, poniendo su vida en peligro una y otra vez, para salvar la vida de los soldados heridos. Su oración a Dios es: “¡Uno más! ¡Señor, ayúdame a salvar a uno más!” Y está claro que el Señor le escucha. Juntos rescataron 75 vidas del infierno de la guerra.

Como resultado del valor demostrado por el soldado Desmond Doss, éste fue galardonado con la Medalla de Honor del Congreso, el mayor honor militar de los Estados Unidos. Y todo ello, sin haber empuñado jamás un arma. Tal como narra fielmente la película: no fue a la guerra para matar, sino para salvar vidas. Fue el primer objetor de conciencia galardonado.

Este largometraje fue premiado este año en el Festival de Cine de Venecia (fuera de concurso), donde recibió una ovación, de pie, de 10 minutos por parte de los presentes.

Para los cristianos adventistas, el éxito de esta película, que va a ser vista por millones de personas, constituye una oportunidad para ofrecer una visión mejorada de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y de sus creencias.

Esta película implica que millones de personas conocerán la fe Desmond Doss y a su Dios, porque aunque la Iglesia Adventista del Séptimo día no ha tenido nada que ver en su producción, lo cierto es que respeta las creencias y la fe del protagonista, y deja ver detalles de su vida, como su observancia del sábado; su estudio diario de la Biblia o su dieta vegetariana.

Como conclusión, las palabras finales del hermano de Doss, quien afirma que debemos aprender a respetar las creencias de los demás, porque las creencias conforman al individuo, son lo que él es.

Esther Azón. HopeMedia.es – ANN España

COMENTARIOS

Se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. No se responderán consultas sobre este asunto. Serán aceptados en este espacio solo comentarios relacionados a noticias y artículos y no anuncios comerciales. Por favor, mantenga todos los comentarios respetuosos y corteses con los autores y con otros lectores.