“Flor del desierto”, el día después

By 30 Septiembre, 2013Internacional, Nacional

Fuente: CD-EUDNews

Waris Dirie durante el discurso inaugural. Foto: Corrado Cozzi, CD-EUD

Waris Dirie durante el discurso inaugural. Foto: Corrado Cozzi, CD-EUD

Berlin, Alemania [CD-EUDNews]. El día después de la inauguración del Centro Flor del Desierto en el Hospital Adventista Waldfriede ubicado en Berlín, dos mujeres jóvenes han sido las primeras pacientes de reconstrucción tras haber sido víctimas de Mutilación Genital Femenina (FGM por sus siglas en inglés). Denise Hochstrasser, directora del área de la Mujer de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la región Inter Europea (EUD), con sede en Berna, Suiza, permaneció en el lugar durante todo el tiempo. “Las cirugías fueron un éxito,” comentó ella.”La primera paciente fue la más joven. Sólo tiene 19 años de edad. La mayor tiene 34 años. Su caso fue diferente. Cuando se despertaron, sonreían. Se dieron cuenta de que iniciaban una nueva vida, por encima de todo, se sentían felices porque se podían casar.”

En Francia hay una lista de 1000 mujeres como estas dos pacientes. En Alemania aún no hay lista de espera, pero el hospital recibirá personas de Francia. El Centro Flor del Desierto ayudará en las cuestiones financieras. Bernd Quoss, jefe ejecutivo del Hospital Waldfriede, dijo que “las nunca fueron una duda para mi. La prioridad siembre fue ayudar. Así que nunca nos preocupamos por la financiación.”

Entrada del edificio Desert Flower Center. Foto: Corrado Cozzi, CD-EUD

Entrada del edificio Desert Flower Center. Foto: Corrado Cozzi, CD-EUD

Durante la ceremonia de inauguración el pasado 11 de septiembre, Quoss dijo: “Tenemos una nueva fundación. Puede firmar y ayudar a sufragar gastos. Es una organización llamada “Centro Dlor del Desierto”. Si hay personas que no se pueden costear la operación, la fundación les financiará. De este modo todas pueden acudir.”

El Hospital de Waldfriede es el primer hospital en Europa que ofrece ayuda para este tipo de problemática desde diferentes enfoques. No solo se cura el cuerpo, sino que intervienen también con apoyo psicológico y espiritual. Después de la operación, el 85% de las mujeres tienen sentimientos sexuales normales como cualquier otra mujer normal. Pero la curación de las heridas más profundas necesita de apoyo adecuada por más tiempo.

Gabriela Stangl, capellán del hospital será la encargada de ofrecer apoyo psicológico y espiritual. “Podemos ayudarles a tener una vida mejor. No se pueden restaurar por completo en la mayoría de los casos, pero podemos ayudarles a tener una vida con calidad. Eso es lo que podemos hacer “, dijo Stangl. “Tenemos que escuchar, tenemos que aprender y encontrar la estrategia. Podemos ayudarles a aceptar la situación en que se encuentran y ayudarles a hacer esfuerzos … para vivir con eso. Acabamos de empezar y estamos esperando el resultado.”

Denise Hochstrasser, Directora de Ministerio de la Mujer de la EUD, con Gabriela Stangl, capellán del Hospital Adventista Waldfriede en Berlín, Medalla alemana al Mérito por el funcionamiento de la "cuna", una caja acolchada detrás de la clínica del hospital accesible con una sola entrada sin control, donde las mujeres pueden dejar anónimamente los bebés no deseados. Foto: Corrado Cozzi, CD-EUD

Denise Hochstrasser, Directora de Ministerio de la Mujer de la EUD, con Gabriela Stangl, capellán del Hospital Adventista Waldfriede en Berlín, Medalla alemana al Mérito por el funcionamiento de la “cuna”, una caja acolchada detrás de la clínica del hospital accesible con una sola entrada sin control, donde las mujeres pueden dejar anónimamente los bebés no deseados. Foto: Corrado Cozzi, CD-EUD

De acuerdo con una declaración de Waris Dirie, estas mutilaciones no son una cuestión religiosa. La lucha es en contra de un ritual cultural que es inaceptable. “Estoy de acuerdo con esto, pero todavía creo que muchas mujeres que están mutiladas piensan que es su religión la que quiere que lo hagan. En muchos países la mutilación está prohibida “, dijo Hochstrasser. Muchos líderes de los países promulgaron una ley contra la mutilación femenina. Pero en muchos pueblos esta práctica está activa porque todavía creen que es su religión la que les pide que lo hagan, aunque no es cierto. La gente tiene una idea equivocada de este asunto.

Gracias a Desert Flower Center las dos jóvenes se recuperan de este ritual cultural absurdo. Al preguntarles qué piensan de todo esto y de la atención que están recibiendo en este momento me dijeron que les gustaba, era, dijeron, como si estuviera regresando a parte de la vida que alguien les robó. Sin embargo, la curación será un proceso largo. Por el momento están pensando en casarse, y esto es lo que cuenta para ellas.

Una de las oradoras de la inaurugación del Desert Flower Center, Evelyn Brenda, de ADRA Alemania, afirmó: “Mi mensaje sería que una de las mejores maneras de superar el MGF es realmente construir puentes con el pueblo y la comunidad y trabajar en conjunto con los hombres. Sin el trabajo con los hombres y que se unen con la comunidad es muy, muy difícil de superar este MGF. “(ADRA es una agencia que trabaja a favor del desarrollo y el alivio de los países emergentes del mundo).

Evelyn Brenda, Co-Fundadora de los Kajiado Rescue Centers. Foto: Corrado Cozzi, CD-EUD

Evelyn Brenda, Co-Fundadora de los Kajiado Rescue Centers. Foto: Corrado Cozzi, CD-EUD

Sensibilizar a las personas es la mejor manera de prevenir tales abusos. La mayoría de estas personas no tienen el conocimiento, ni Internet, ni pueden acceder a la información en los países donde la MGF es una práctica “normal”. “Si le damos a la gente el conocimiento en aspectos de salud, entonces ellos entenderán. Tenemos que construir puentes. Esto quiere decir que tenemos que ir a la gente y ayudarles a comprender la razón por la que queremos dejar de hacer eso y mostrarles que es posible cambiar. Tenemos que dar a las mujeres la sensación de que aún son hermosas y maravillosas. Trabajando con los hombres, el trabajo con la comunidad y llevar el mensaje a nivel local es la clave para superar todo esto”, concluyó Brenda.

“Es urgente establecer un programa de educación y de información”, dijo Corrado Cozzi, director de Comunicaciones de la Región Inter-Europeo de la Iglesia Adventista, “para apoyar a las mujeres como Evelyn Brenda, ya que hacen una diferencia en este proceso de mejora de la vida.”

COMENTARIOS

Se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. No se responderán consultas sobre este asunto. Serán aceptados en este espacio solo comentarios relacionados a noticias y artículos y no anuncios comerciales. Por favor, mantenga todos los comentarios respetuosos y corteses con los autores y con otros lectores.