En Guyana, el President Jagdeo elogia el enfoque Adventista hacia la comunidad

9 junio, 2011 - Categoría: Internacional, Notas prensa - Sin comentarios

El líder nacional consigue mayor apoyo de la iglesia para enfrentar los desafíos económicos y sociales

Fuente: 7 Jun 2011, Georgetown, Guyana. Barbara Savory/IAD/ANN staff

Presidente de Guyana, Bharrat Jagdeo, aceptó un premio de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el mismo país por elevar la población guyanesa. Durante su discurso en la sesión de la Conferencia de Guyana de la Iglesia Adventista, el pasado 25 de mayo, Jagdeo comentó el impacto que realiza la iglesia en la comunidad. Foto: Cortesía de la Conferencia de la Iglesia Adventista en Guyana.

Presidente de Guyana, Bharrat Jagdeo, aceptó un premio de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el mismo país por elevar la población guyanesa. Durante su discurso en la sesión de la Conferencia de Guyana de la Iglesia Adventista, el pasado 25 de mayo, Jagdeo comentó el impacto que realiza la iglesia en la comunidad. Foto: Cortesía de la Conferencia de la Iglesia Adventista en Guyana.

El líder nacional de Guyana elogió la semana pasada a la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el país sur americano por sus esfuerzos comunitarios.

“Quería agradecer personalmente a la Iglesia Adventista por el tremendo trabajo que ha hecho manteniendo la fe viva en Guyana y por atender la compleja tarea social que nos hemos propuesto como país”, dijo Bharrat Jagdeo.

Sus comentarios llegaron durante una presentación en la sesión plenaria de la Coferencia de Guyana, durante la cual, la administración de la iglesia dio reconocimiento al receptor del premio Campeón de la Tierra de Naciones Unidas del año pasado, por su contribución al país. Jagdeo estuvo entre varios premiados por dedicar tiempo y experiencia voluntariamente para elevar a la población de Guyana.

Predicar a los convertidos una vez a la semana no transforma a la comunidad, recordó Jagdeo a los delegados de la sesión.

“La vida de Jesús se caracterizó no sólo por la oración, sino por el servicio”, dijo. “Así que no sólo tenemos que orar en edificios bonitos, sino adentrarnos en la comunidad donde está la gente.”

Jagdeo reconoció el papel de la iglesia en el desarrollo nacional, llamando a los Adventistas a “reforzar el carácter de cada guyanés, tanto de aquellos temerosos de Dios y de los que no lo son.” Los hitos del desarrollo y el progreso, tales como un mejor acceso a los servicios sanitarios, educación y empleos mejor remunerados, son, por sí mismos, inadecuados para satisfacer las necesidades humanas, dijo el presidente.

Jagdeo hizo numerosas referencias a la Escritura durante su discurso. “La Biblia contiene todas las lecciones que necesitamos, ya seamos cristianos o no”, afirmó.

Jagdeo también animó a la Iglesia Adventista a intensificar su papel como sistema de apoyo a la población que sufre grandes desafíos sociales y económicos. Durante situaciones así, “La iglesia debe estar allí … extendiendo una mano auxiliadora”, dijo.

Utilizando el discurso como oportunidad para promover mejores relaciones entre las razas presentes en la población guyanesa, Jagdeo citó el principio bíblico de “ama a tu prójimo como a ti mismo”, establecido por Jesús en el Nuevo Testamento. “Si seguimos este principio en nuestros hogares, en nuestra sociedad, aquí en Guyana, o en el mundo, entonces … las relaciones entre los pueblos serán significativamente mejores”, concluyó el presidente.

Traducción: Pedro Torres.